Y LLEGO A CASA EL SUEÑO DE NUESTRA VIDA

SUEÑO, digo sueño con mayúsculas, por que llegó en todos los sentidos, principalmente convertido en nuestra niña preciosa, un sueño hecho realidad y por otro lado mucho sueño que nos ha hecho pasar. Nosotros sabíamos lo justito de bebés, pero algo básico que nos habían contado es que necesitan dormir muchas horas y comer cada tres horas mas o menos, según demanden. Pues nuestro caso no fue así, Valentina no dormía, eso sí lloraba mucho, muchísimo.

Los primeros meses estábamos agotados, desesperados y muy confundidos, esto no era lo que nos habían contado, no nos podíamos imaginar que un bebé no durmiera mas de media hora seguida (si no era en brazos) y que llorara tanto (solo se calmaba en brazos, especialmente en los de mamá). Fuimos a varios pediatras ya que estábamos asustados, por que no era normal, pensábamos que podía estar enferma, pero por suerte estaba sana como una perita.

La gente nos decía que era normal que los bebés lloraran (nosotros pensábamos que si, pero no tanto y con tanta intensidad), que si los cólicos, que si tiene hambre, que si tiene frío, que si tiene calor, y lo que me ponía de los nervios escuchar el tiene sueño… ¿Sueño, de verdad? Ojalá tuviera sueño, y yo pudiera descansar algo, esa frase era de las últimas que toleraba escuchar. Además si alguien se cree que puede conocer a un bebé mejor que sus propios padres, está muy equivocado, y en momentos de desesperación total, mejor no decir este tipo de cosas, los padres seguramente lo hayan probado todo… ponerle mas ropa, quitarle algo de ropa, darle de comer, ponerlo boca abajo, boca arriba, arrullarlo, cantarle… y hasta hacer el pino contra la pared mientras le cantas un fandango,  pero nada, el bebé sigue llorando.

Con los días nos vamos dando cuenta de que la única forma de que Valentina estuviera tranquila era en brazos, y no unos brazos cualquiera, sólo en los brazos de mamá y papá, así que tras días y días sin dormir, lo que hicimos fue adaptarnos y turnarnos para dormir con ella en brazos, que no digo colechando (que también lo intentamos) literalmente en brazos, sentados en un sillón. Y aquí llega la famosa frase, “lo que pasa es que la tienes mal acostumbrada a los brazos”, y con ella también llega un estallido interior de emociones entre las que está estrangular a la persona que ha dicho esa frase, pero te contienes, sonríes y prefieres callar, ya que los sentimientos que te estallan por dentro al oirla, unido al no dormir, podría hacerte llegar a decir cosas muy feas y a perder amigos. Bueno mejor dicho, puedes perder aún mas amigos, me explico… junto con este llanto constante y poco dormir de Valentina, nuestra vida cambia por completo (ya se que a todos les cambia la vida la llegada de un hijo, pero puedo asegurar que a unos mas que a otros) casi no salíamos y cuando lo hacíamos por regla general no nos lo pasábamos bien, y menos si era en compañía, ya que en vez de compresión, nos topábamos con juicios de valor…que si la coges mucho en brazos, que esta niña es una llorona, tu lo que tienes que hacer es relajarte, pues déjala que llore…

Como en muchas ocaciones,  las personas te “ayudan” mediante la cultura y la sabiduría popular, pero de verdad esa ayuda  solo sirve para poner nervioso al personal, por que no tienen fundamentación ninguna, no podemos sentar cátedra sobre temas cuando realmente no tenemos ni idea de lo que estamos diciendo, lo decimos simplemente por que es lo que hemos escuchado siempre y no somos capaces de mirar mas allá, de ver que todo evoluciona, de que hay muchas opciones diferentes ninguna mejor que otra, que no a todo el mundo le funciona lo mismo, de que no todos los niños son iguales, de que hay mucha información a nuestra mano que no usamos… O de que incluso podemos estar haciendo daño a la persona que tenemos enfrente.

Como en otras ocasiones aquí saque de nuevo mi vena friqui y me puse en modo Hermione, (los fans de Harry Potter me entienden) es decir, a buscar y buscar información, y di con el término Alta Demanda, una Mamá de Pueblo con un bebé de alta demanda, se complica la cosa. Los bebés de alta demanda son hipersensibles, hiperactivos, intensos, con una necesidad de contacto físico continuo, insatisfechos, impredecibles, absorbentes, no saben calmarse solos… estas son las características mas representativas, en otro momento os hablaré mas del tema. Pero si os digo que a partir de dar con este término empezamos a conocer mejor a nuestra hija y por lo tanto aprendimos a calmarla y a comprenderla, y aunque seguíamos durmiendo poco, empezamos a ser un poco mas felices. Si alguien quiere mas información hay un blog muy bueno de Mónica San Martin que os recomiendo, se llama crianza de alta demanda y a mi me ha ayudado mucho (y me sigue ayudando).

Hoy día después de 27 meses, seguimos con sueño, pero tenemos una niña muy feliz. No es fácil ser Mamá de Pueblo de una niña de alta demanda, pero si es muy gratificante, y aunque hay momentos en los que creo que no puedo mas, en los que la situación me supera y sobre todo momentos en los que me siento muy sola, miro hacia un lado y veo a mi pequeña, siempre a mi vera, y pienso no, no cambio nada, todo merece la pena por verla reír cada día. Yo siento que crezco con ella cada día y eso me hace muy feliz.

Se me vienen mil sentimientos escribiendo sobre los primeros meses de vida de Valentina, poco a poco los iré desgranando para que intentar hacerme entender y para poder dejar plasmado lo que sentí, no quiere quiero que nada se me quede en el tintero, puesto que para mi es una etapa fundamental en mi vida.

1460103_10204826209996269_8159320356512620028_n

 

Ha sido una fase de pasar mucho sueño, pero ha sido un sueño cumplido.

3 comentarios sobre “Y LLEGO A CASA EL SUEÑO DE NUESTRA VIDA

  1. Eres una madre preciosa!!!! Ese querer saber más y más para aumentar cada día la felicidad de tu pequeña y de tu familia, te hace muuuuy grande, Merchi…muchos somos los que te queremos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s