EL COLECHO

Este es un tema muy controvertido, y la verdad siempre me ha parecido una tontería, que alguien ajeno a tu cama y tu intimidad, opine sobre vuestra forma de dormir.

Para empezar, como digo siempre debemos saber qué es el colecho, que beneficios reporta, cuales son sus inconvenientes, y a partir de aquí, se podría hablar. Pero sin tener ni idea de lo que se está hablando, mejor no opinar y menos juzgar.

Colechar, puede ser dormir en la misma cama o en otra adosada a la cama de los papás. Lo primero que oyes cuando hablas del colecho, es que se pierde intimidad de la pareja, que si después a ver quién saca al niño de la cama, que si es una mala costumbre, que lo puedes aplastar…

Bueno algunas cosas pueden ser verdad, por que si existen algunas precauciones para realizar un colecho seguro, e incluso en alguno casos no debería hacerse. Por ejemplo si es verdad que hay peligro de aplastar al bebé, en los casos de obesidad de alguno de los progenitores, si alguno toma drogas, alcohol o fármacos para dormir.

Los primeros meses, si se comparte cama, es aconsejable que el bebé no duerma entre los progenitores, están desaconsejadas las camas agua, las muy mullidas, o dormir con demasiada ropa o cojines. El bebé podría quedar atrapado o asfixiarse.

Teniendo en cuenta algunas nociones básicas para practicar el colecho de forma segura, ¿qué tiene de malo? El colecho, entre otras cosas, disminuye la muerte súbita del lactante. En Japón el colecho está normalizado, y la muerte súbita del lactante es donde encuentra uno de sus índices más bajos. Para mi, esto es más que suficiente para practicarlo, por lo menos durante el primer año de vida. Tener a tu bebé al lado durmiendo hace que escuches su respiración, sus movimientos, y ante cualquier movimiento fuera de lo normal tu cuerpo de alerta y despierta para ver que pasa. Cuando mi pequeña tiene fiebre, por la noche me da mucha tranquilidad tenerla a mi lado, en todo momento sé como se encuentra y así puedo ayudarla más y mejor.

Practicar el colecho ayuda a los bebés a regular mejor su temperatura, ya que la temperatura de su madre lo ayuda a hacerlo. Esto se llama sincronía termal. Además la pauta de sueño del bebé es mas regular, ya que ante un despertar se siente más seguro teniéndote cerca. Yo eso lo sé por experiencia propia. Nosotros como la peque siempre ha dormido tan mal, hemos intentado de todo, y sin duda el colecho ha sido lo mejor. Cuando se despierta y me nota a su lado, se duerme con mucha mas facilidad, a veces tanto, que casi no me entero que se ha despertado. Lo cual no sólo ayuda que ella duerma mejor, sino que nosotros también salimos ganando. Y os aseguro que el descanso es muy importante, sin él puedes llegar a sentirte realmente mal.

Con todo lo anteriormente descrito, ayudamos a que nuestro bebé llore menos, y por lo tanto se sienta mas seguro. Al tenerte al lado no necesita llamarte para saber que estas ahí, para saber que lo cuidas, que no está solo.

El colecho fortalece el vínculo con tu hijo, por que no hay nada mas íntimo y seguro que dormir con la persona que amas. Además ayuda a un descanso de mayor calidad, no solo para el bebé, sino para toda la familia. Y el descanso es algo fundamental para poder seguir el día a día.

Con todo esto no quiero decir que el colecho, sea la mejor ni la única opción. Hay padres que prefieren que sus bebés duerman en su propia habitación, desde muy pequeños, y si les va bien, pues genial. Lo importante siempre es lo que a cada familia le funciones, se sienta a gusto y sea feliz.

Nosotros somos muy felices colechando, por muchas razones, pero las más importantes que es nos gusta el colecho, nos gusta despertarnos y dormirnos juntos, y encima de todo descansamos mejor. La peque se sigue despertando muchas noches y varias veces, otras nos regala de vez cuando una noche del tirón. Pero cuando se despierta, la tengo a mi lado, y con una caricia o una palabra de cariño, normalmente se vuelve a dormir. Eso para nosotros es un regalo, después de lo mal que lo hemos pasado con las noches de no sueño. Y la noche que nos hace el regalo de dormirla entera, yo sobre todo me siento rara, por estar tan descansada.

Por la siesta se podría decir que también colechamos, yo escribo sentada en sofá y ella duerme su siesta encima de mis piernas. Si sí, escribo doblada hacia el ordenador el cual me pongo al lado en el sofá o con una sola mano. A veces notareis algunas faltas de ortografía o frases que no tienen demasiado sentido, por que no me da tiempo a leer lo escrito. Esto es así, o lo hago así o no lo hago.

Gracias al colecho me siento mas descansada y mas feliz, y me puedo permitir el lujo de tomarme un café después de comer y hacer esta pequeña locura, este Mamá de Pueblo, que me está ayudando a reafirmarme y a sentirme mejor. Y si a ti te ayuda, pues ya mejor que mejor.

A nosotros el colecho nos ha ayudado mucho. Aunque algunas veces hayamos tenido que escuchar comentarios muy desafortunados al respecto, desde el típico de que el niño nunca va a salir de nuestra habitación, e incluso han llegado a opinar de nuestras relaciones íntimas. Pero bueno, me lo tomo como que el desconocimiento es muy atrevido. Así que nada, sea como sea vuestra forma de dormir, respetar a quien no lo haga igual que vosotros, y seamos todos felices, cada uno a su manera.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s