Amor del bueno

Parece ser que el amor es malo

El otro día, hablando con una amiga que acaba de ser Mamá de Pueblo, me hizo recordar esas sensaciones inexplicables que tienen cuando acaba de nacer tu bebé. Esas ganas de arrullarlo, de quererlo, olerlo, cogerlo en brazos…En definitiva, ganas de estar con él, de no perderte nada. Amiga tengo que decirte; lo estas haciendo genial.

Cuando nacen tenemos mucho miedo, sobre todo cuando es el primero y no tenemos ni idea de cómo se cuida de un recién nacido. Y para el colmo no paran de lanzarnos mensajes contradictorios de cómo es la mejor forma de hacerlo. En estos mensajes, que la mayoría de las personas hacen con toda su buena intención, nos hablan de sus experiencias, las cuales suelen ser de unos cuantos o muchos años atrás.

Mucha de la “ayuda” que intentan ofrecernos, normalmente mas que ayudar, nos hace exasperar, nos hace sentirnos mal, por que habitualmente son lo contrario de lo que nosotras, las madres primerizas estamos haciendo. Estas frases de toda la vida, que ya en la mayoría de los casos están pasadas, y no tienen pies ni cabeza.

Y muchas de ellas, podríamos resumirla en que el amor hace daño, parece ser que el amor es malo. Nos bombardean con la idea de que no tienes que coger mucho a tu bebé en brazos, por que si no se va a mal acostumbrar. Si llora, da igual, ya se acostumbrará, por que si lo atiendes nada más llore, ya va a saber que tiene que hacer para estar todo el día en brazos. ¿Quién no ha escuchado esto alguna vez? Yo tuve que escucharlo muchas veces, y no puedo estar menos de acuerdo con ello.

Primero no creo que un bebé con pocos meses, sea capaz de pensar “voy a llorar para manipular a mis padres”, si un bebé llora es por que necesita ser atendido, ni más ni menos, ya sea por hambre, sueño, contacto… por lo que sea. Eso de que sus pulmones tiene que madurar a base de lloros o que se tiene que acostumbrar a que no vamos a estar siempre ahí, me parece una maldad.

Otra de las cosas que parece sacada de la caja de pandora, es el colecho. Pero si no hay nada mas bonito que dormir con la persona que amas, y un bebé lo que necesita es amor (entre otras muchas cosas) pero creo que el amor es tan fundamental como el comer o el dormir. Pero nada, parece que en la sociedad de hoy esta mal visto el amor.

Conforme el bebé va creciendo y empiezan a ser un poco mas autónomos, según estas personas en contra del amor, no debes echarle cuenta cuando llora, ya que sólo esta tratando de llamar tu atención, en realidad no necesita nada. Como si tu atención no fuera importante para el niño. Entonces cuando un adulto llore, mejor pasamos, solo quiere nuestra atención.

Dar amor y mimos, es crear un niño mimado y consentido, según estos gurús, que saben mejor que nadie como hay que hacerlo y la mejor forma es como se ha hecho toda la vida. ¿Y cómo se ha hecho toda la vida? Por que me extraña a mi que las madres de toda la vida dejarán llorar a sus hijos, no les dieran besos, ni atención, o no los cogieran en brazos… Creo que la moda de los 90 del no echar cuenta a los niños, ya pasó.

Muchas veces he tenido que escuchar, que la madres modernas que criamos con tanto brazo, lactancia a demanda y colecho, somos eso, unas modernas. Pero creo que es todo lo contrario, por lo que tengo entendido el primer carrito de bebé fue creado en 1733, y solo podían acceder a él las altas esferas sociales. Y antes no había una habitación para cada persona de la casa, incluso en muchas no habría ni un colchón para cada uno, así que las familias compartían habitación o incluso la cama. Así que de modernas tenemos poco, las que abogamos por una crianza con apego, natural o de toda la vida, me da igual el nombre.

Los bebés necesitan el amor de sus padres para sentirse seguros, necesitan sentirse acompañados y queridos. No es malo tener a tu bebé en brazos, no es malo tratar con respeto las rabietas, no es malo atender sus llamadas de atención, yo creo que mas bien es lo contrario, es bueno hace sentir al niño tranquilo y seguro.

Como Mamá de Pueblo, muchas veces he tenido que escuchar que si la mimo demasiado, que si no va a salir nunca de mi habitación, que tiene que despegarse, que no eche tanta cuenta, un buen cachete a tiempo… Son mensajes que no me gustan, por que para empezar criamos a nuestra hija como queramos, y nadie tiene por que meterse. Y después yo no me meto en quien lo hace de otra forma, nosotros creemos en una crianza respetuosa y sobre todo basada en el AMOR, y creo que no hay amor mas bueno que el de unos padres hacia su bebé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s