Adaptación al colegio

Hoy quería hablaros sobre nuestra experiencia sobre la adaptación al colegio. Tengo que deciros que no ha sido nada fácil, pero que al final hemos conseguido que nuestra flamenca vaya al cole contenta y feliz. Como todos los padres, queremos que nuestra peque disfrute y sea feliz.

Durante todo el verano le hemos hablado del colegio, siempre de forma muy positiva, le hemos puesto ejemplos de primitos que ya van y lo contentos que están. Al ser una niña tan activa y tan curiosa, le hemos contado la cantidad de cosas va a aprender y los muchos nuevos amigos que va hacer.

A finales de verano tenía muchas ganas de ir al colegio, estaba animada y con muchas ganas. De hecho el primer día, entro contenta en el colegio. Además tengo que decir que el periodo de adaptación en nuestro cole es largo y muy pensado para los peques. Aunque a muchos padres les afecta significativamente, porque son dos semanas de horarios complicados para las familias donde ambos progenitores trabajan fuera de casa. Pero bueno, este periodo es para la adaptación de los peques y creo que es bueno hacerlo.

Pues eso, los dos primeros días entraba bien y contenta, pero llegado el tercer y cuarto día, la cosa cambió. Empezó a decir que no quería ir al colegio, lloraba, no quería levantarse, ni desayunar, ni vestirse… Así que nos cargamos de paciencia y empatía, para ayudarla y hacerle ver que el colegio era bueno. No sabíamos por qué no quería ir, y además nos sentíamos muy mal por verla triste.

Por suerte, es muy habladora, y conseguimos sonsacarle lo que le pasaba, y nos dijo “que echaba de menos a mamá”, en ese momento me entraron ganas de llorar, porque mi pequeña quería estar conmigo, me extrañaba, pero tenía que ir al colegio. Ya sabemos que el cole no es obligatorio hasta los seis años, pero pensamos que es bueno para ella seguir el ritmo de la gran mayoría de los niños y que no se pierda esta etapa tan bonita.

Muchas mañanas me entraban ganas de que se quedara en casa conmigo, porque lo último que me gusta ver, es a mi pequeña pasarlo mal. Así que comenzamos a buscar recursos, a hablar mucho con ella y a alabar cualquier pequeño avance en el colegio. Y poco a poco, fue funcionando y dando frutos.

Compramos un cuento, el cual recomiendo, que se llama “No quiero separarme de mamá”, el cual nos a ayudado mucho. Y con mucho amor y respeto hacia sus sentimientos fue consiguiendo grandes cosas. Los lloros cada vez eran menos, poco a poco empezó a entrar en los brazos de algún profe, después de la manita y hasta que ya, entra solita contenta y feliz de la vida.

No sé si el hecho de no haber ido a la guardería ha podido repercutir en su adaptación al colegio, he visto a muchos niños llorar, y algunos ha ido a guardería y otros no. No creo que la guardería sea determinante, creo que lo es el carácter del niño y la escuela. Como siempre os digo, la AD no facilita nada las cosas, con guardería o sin ella, la intensidad con la que viven las cosas y las expresan va mas allá, pero como siempre también digo, solo lo comprendemos y sabemos los que lo vivimos.

Ahora disfruta del colegio, está aprendiendo muchas canciones, palabras en ingles, se esta relacionando genial con sus compañeros, esta haciendo nuevos amigos… En resumen, ya está adaptada. Y todos somos felices, la felicidad de nuestra pequeña es la nuestra. Verla motivada y contenta es lo mejor del mundo. Se levanta contenta con ganas de ir al colegio y de ponerse su uniforme, mientras caminamos hacia el cole va feliz, charlando y hasta cantando. Y lo mejor cuando me despido de ella en la puerta y le doy un beso y le digo “pásalo bien mi cielo” ella me contesta con un “Si, mamá”, y entra sonriente. Yo me voy tranquila, porque además se que está en buenas manos, la peque está encantada con su seño, la adora, y con todo su entorno en el colegio.

Ahora si podemos decir que el periodo de adaptación ha terminado, que el colegio forma parte de su día a día, y le gusta. supongo que tendremos algún retroceso, pero pasado el temporal, alguna tormenta nos será mas fácil de lidiar, o eso espero.

Como Mamá de Pueblo, creo que los periodos de adaptación son necesarios, al igual que tener comunicación directa con el colegio. Para nosotros no ha sido fácil, pero lo hemos conseguido, mediante respeto, paciencia y mucho amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s